El Parlamento autonómico reabre el debate sobre la identidad canaria

 identidad canaria

Parlamento de Canarias

El pleno, sin apoyo del PP, solicita que se anule la prohibición de llevar la bandera de las siete estrellas a los estadios

Australia Navarro, portavoz del PP, ha rechazado la propuesta ‘victimista’ lanzada por Coalición CC en defensa de la bandera de las siete estrellas verdes como símbolo de la identidad canaria. Sobre la prohibición de la bandera tricolor en los estadios de fútbol, Navarro ha subrayado de que tal afirmación es falsa y que en el informe emitido por la Comisión Estatal Contra la Violencia no existe ninguna restricción al acceso a los campos de fútbol con banderas independentistas.

PP ha rechazado la propuesta de CC por “no ajustarse a la realidad y por apartarse del consenso recogido en nuestro Estatuto de Autonomía”, y ha hecho hincapié en que “los canarios no tenemos ningún problema con nuestra bandera ni con nuestra identidad”.

La bandera tricolor no sólo es un símbolo independentista de la identidad canaria sino la enseña escogida por CC desde 2005

Durante su intervención en el Pleno de la cámara autonómica, Australia Navarro ha insistido en que la Delegación del Gobierno de Canarias nunca ha impuesto la imposición de limitar la entrada a los campos de fútbol con la bandera tricolor y que tampoco en la Liga Profesional de Fútbol existe un listado de banderas prohibidas y mucho menos uno que atente contra la identidad canaria.

“Nos parece muy respetable que haya gente que se identifique con esa bandera, como seguro hay otros canarios a los que les trae recuerdos trágicos, pero Coalición Canaria se equivoca intentando imponérnosla con decisiones unilaterales y en contra del consenso de todas las fuerzas políticas”, afirmó Australia Navarro.

Mientras Navarro recuerda que existe una bandera legítima y que aúna a los canarios de cualquier ideología, el Pleno del Parlamento ha aprobado, sin el apoyo del PP, una proposición no de ley en la que se solicita esta supuesta prohibición que los populares han vuelto a desmentir. Los nacionalistas defienden que la bandera de las siete estrellas nunca ha sido un símbolo de violencia, racismo, xenfobia o intolerancia y han recibido el respaldo de quienes consideran que su prohibición sí podría incitar a este tipo de situaciones.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.