De los fogones… ¿a la política?

No cabe duda que actualmente la política, o la clase política está bastante desprestigiada. Múltiples casos de corrupción han hecho mella en la percepción de la ciudadanía, y, así, cada vez que se hace una encuesta uno de los problemas que los ciudadanos señalan como claramente negativo para el desarrollo y el progreso de un país, además del empleo, suele ser la corrupción. Y, ello, trae consigo que nuevos ciudadanos normalmente ajenos a la política hagan su incursión en la misma.

A veces se trata de líderes de ONG,s; en otras ocasiones, de las Terceras Vías de los propios partidos políticos; o en partidos políticos de nuevo cuño; o en actores de cine o de teatro; incluso en campones mundiales de boxeo, ya sea en Ucrania o en Filipinas; y en otras ocasiones, de atribilarios que quieren de alguna forma darse a conocer, y, en la mayoría de los casos, de personas que quieren ayudar a su ciudad, país, en una nueva visión de la política.

Pero…de la cocina a la más alta Magistratura de un país…

Ese podría ser el caso de Perú.

Así, el hijo de un Senador, Gastón Acurio, dueño del restaurante más importante del país es según, una encuesta realizada a mitad de febrero de este año, el preferido por un 23% de los peruanos para auparse con la presidencia del Perú en las elecciones de 2016.

El país andino que ha tenido como presidente a Alán García –a mediados de los 80 del siglo XX, y en un segundo mandato, actualmente-, la travesía del desierto de Fujimori, la guerrilla maoísta, alienta ahora a poner sus manos en un ganador…de los fogones.

Gastón Acurio es el propietario junto con su esposa francesa del restuaurante de Lima “Astrid y Gastón” desde 1994. Ha sido considerado por la revista “Restaurant Magazine” como el mejor de  Latinoamérica. La citada revista considera que “Su filosofía culinaria se basa en la alta cocina peruana con toques mediterráneos y, a menudo, evocando las tradiciones culinarias de los Andes y del Amazonas, siempre con un sublime trato del producto y ejecución de los platos”. Gastón Acurio es conocido por su larga trayectoria profesional y, sobre todo, por su dedicación a la promoción de la gastronomía peruana alrededor del mundo. Su imperio de restaurantes se extiende desde Buenos Aires hasta San Francisco, pasando por Nueva York. Astrid y Gastó también dispone de un restaurante en la calle Ayala de Madrid.

Por otro lado, en el importante ranking anual de San Pellegrino el restaurante limeño ocupa un trascendental puesto 14 (el primero es el Español, El Celler de Can Roca, y entre los diez primeros están también los españoles Mugaritz y Arzak; el  primero de los Sudamericanos es D.O.M. –puesto 6- de Brasil; y en los 50 puestos está también el restaurante limeño Central).

A veces, por la calle, le dicen “Gastón, Presidente”, pero él no acaba de tenerlo claro. Más bien, sí.

La nueva cocina peruana, cuyo líder es Gastón Acurio, de 46 años,  como señala la revista “Time”, pretende ofrecer las delicias culinarias del mar, las montañas y el Amazonas.

Como señala HowarChua-Eoan, Gastón Acurio tiene muy claro que “puedes jugar con fuego en la cocina, pero en política, puedes acabar quemado”.

¿Tendrá Perú en 2016 un genio de la cocina como Presidente? Habrá que esperar, aunque parece que será difícil, no porque no pueda lograrlo, sino porque el gran restaurador Gastón no quiere pisar el terreno de la política…

 

 

Jesús Pedreira Calamita

Presidente de TuSantaCruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.