Daños en las costas canarias por el fuerte oleaje

El mar arremete con fuerza e inunda calles y garajes.

Los vecinos de varias zonas costeras de Tenerife y La Palma han sufrido las consecuencias de los fenómenos costeros adversos que mantienen en alerta a gran parte del Archipiélago. Concretamente en el litoral de Tazacorte, en La Palma, la arena de la playa ha subido en muchos puntos hasta el nivel del paseo como consecuencia del empuje de las olas, obligando al cierre de la playa. También en el núcleo palmero de La Bombilla, el agua del mar ha provocado inundaciones en calles y garajes y algunas barandillas han sido arrancadas en la piscina de La Fajana, en Barlovento.

Tampoco Tenerife se ha librado de las embestidas del mar, que ha provocado destrozos en los municipios de Puerto de la Cruz y Tacoronte. En la costa de Mesa de Mar las cristaleras de varios inmuebles han sido destrozadas por las olas, así como la fachada del edificio Marisol, donde también han sufrido desperfectos algunos de los vehículos que se encontraban aparcados en la zona.

En Bajamar y Tejina se han visto afectadas las zonas de baño, en las que el fuerte oleaje ha arrancado parte del mobiliario urbano y anegado de agua y arena las zonas destinadas a los servicios públicos. Por el momento, no ha habido daños personales, pero no se ha hecho una valoración definitiva de los daños materiales que ha provocado el mal tiempo en el litoral.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.