‘Dando la nota’

Dando la notaUna película para moverse en la butaca.

Después de unos cuantas decepciones con las películas de la cartelera que prometían ser algo más de lo que eran, al fin he visto algo que sinceramente recomendaría a todos aquellos que quieran practicar un ejercicio de evasión: Dando la nota.

Americanada o no -película de jóvenes universitarios-, Dando la nota es una de esas cintas generadoras de ‘buen rollo’ que te hacen moverte en la butaca y salir de la sala bailando. Ya le hubiera gustado a Almodóvar tener la mitad de chispa que estos chicos en Los amantes pasajeros… Sin ser estrictamente un musical, Dando la nota es una película de muchas canciones, y creo que es justo señalarlo como advertencia para aquellos a los que no les gusta ir al cine a ver musicales. Pero si lo hago es para advertir también que tiene un toque de humor y un punto tan original -se trata de canciones a capella- que creo que puede sorprender incluso a los que no son muy amantes de este tipo de películas.

Varios grupos de música a capella se enfrentan entre sí para hacerse con el triunfo en el campeonato estatal de este tipo de interpretación. La verdad es que el argumento en sí tiene poco de llamativo y tampoco es que haya ninguna interpretación destacable en la película pero los números musicales son brillantes y dejan al espectador con la boca abierta. Si a eso le añadimos unos cuantos toques de humor un tanto oscuro -el personaje de la oriental a la que apenas se le escucha es divertidísimo- ya tenemos más que suficiente para disfrutar de una película que sí cumple con lo prometido: hacernos pasar un buen rato. Predecible, sí, pero no aburrida.

Celina Ranz Santana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.