Curbelo rechaza la posibilidad de dimitir

Tras el altercado en Madrid, el senador socialista asegura que se siente ‘humillado’ pero que cuenta con el apoyo de su partido.

Casimiro Curbelo ha insistido en que “la tesis del erotismo y las saunas” es falsa, así como la presunta agresión a dos policías en una céntrica calle de Madrid después de haber estado de copas con su hijo para celebrar la finalización de sus estudios universitarios.

Curbelo asegura que, tras haber salido de un bar debido a un altercado con el camarero, su hijo detuvo a un agente que estaba en la calle para informarle de lo ocurrido y transmitirle su deseo de interponer una denuncia. Como el policía hizo caso omiso a esta petición, el hijo de Curbelo volvió a insistir y el policía terminó por empujarle, momento en el que el joven se puso nervioso y finalmente fue esposado y conducido a comisaría. “A pesar de que se produjeron momentos de tensión -asegura Curbelo- en ningún momento hubo agresión al agente”. Curbelo recriminó la actuación de los agentes que, ante la insistencia de sus críticas, decidieron reducirlo en el suelo, esposarlo e intentaron llevárselo detenido, a pesar de que éste informaba constantemente de que aquella actuación era ilegal el tanto que un senador no puede ser detenido si no es sorprendido en flagrante delito. El senador estuvo retenido durante cuatro horas hasta que se aclaró la situación y ahora asegura que se siente “humillado” por la actuación de los agentes y por las diversas versiones que han circulado de los hechos, pero que no piensa dimitir ya que en todo momento ha contado con el apoyo del PSOE.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.