El Estado deniega el uso del cuartel de Lanzarote para atender a los menores extranjeros

cuartel de Lanzarote

Acuartelamiento Marqués de Herrera

El Gobierno autonómico asegura que se elimina la única posibilidad de atender con dignidad a los menores que no cesan de llegar

El Gobierno de Canarias ha recibido una negativa por parte del Estado a la petición de uso del Acuartelamiento Marqués de Herrera, en Arrecife, para la acogida de los menores extranjeros que están llegando en patera a Lanzarote.

“Estábamos muy esperanzados con el hecho de poder dar uso a ese recurso, que significaba una posibilidad tangible de atender con dignidad a los menores, pero las promesas se han diluido, tras semanas de gestión, y nos sentimos profundamente decepcionados” anunció el viceconsejero de Políticas Sociales y Vivienda, Francisco Candil.

El cuartel de Lanzarote se encuentra vacío

“Creemos que es perentorio que los menores puedan ser trasladados desde el Hospitalito de Yaiza a un dispositivo más amplio y adecuado, como es el cuartel de Lanzarote, que cuenta con camas, comedor, baños, y espacios para el ocio y que además se encuentra vacío” insistió el viceconsejero.

“Nos resulta incomprensible que los trámites administrativos, que llevamos a cabo desde la última visita de la consejera a Lanzarote, no hayan fructificado, porque la situación es acuciante”, explica el viceconsejero, quien asegura que “el Gobierno de Canarias ha cumplido con los trámites, la ONG que se hará cargo del personal de atención está disponible, hemos tenido que paralizar en dos ocasiones el envío de los materiales de intendencia y los caterings porque, al final, la autorización para los traslados nunca llega, y ahora recibimos el mazazo de la negativa, sin otra opción viable al alcance”.

Aunque la Comunidad Autónoma “que está en permanente coordinación con el Cabildo de Lanzarote” ya ha incluido en el orden del día de la próxima reunión de la FECAI, que se celebrará el próximo 11 de octubre la activación del protocolo de reparto de menores extranjeros no acompañados entre los siete Cabildos Insulares los menores que llegan a Lanzarote no pueden ser trasladados de forma inmediata, sino tras obtener los resultados de la prueba ósea.

“Para poder abrir el expediente de declaración de desamparo, y el posterior traslado de isla, necesitamos esas pruebas óseas, de ahí la importancia contar con un dispositivo de emergencia amplio y en condiciones, en el que puedan ser acogidos los menores y que nos dé garantías antes de proceder a activar el protocolo de reparto”. En estos momentos, hay 88 menores de los que todavía no hay resultado de prueba ósea.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.