Cualquier tiempo pasado fue mejor

Hace poco volví a leer el artículo de Larra Vuelva usted mañana, y me fijé en el año de su publicación: 1833. No deja de sorprenderme lo lejos que queda ya esa época, y como su idea se mantiene en nuestro imaginario.

Me pregunté entonces si había alguna otra frase que asumiera en estos días el mismo rol, algo con una carga de ironía parecida.

Pensé en cosas sueltas que había oído últimamente, y el resultado no se hizo esperar. Que si antes esto no era así… o antes era posible, incluso yo antes podía y ahora…. De algún modo, el pasado ha terminado por convertirse en el único sentido de nuestra vida, es como si esta se viera perfectamente reflejada en el estribillo de aquel verso de  Jorge Manrique: cualquier tiempo pasado fue mejor.

Cada semana recibimos datos más catastróficos que los de la semana anterior. Y nos advierten de que aún queda mucho trabajo por hacer… El futuro se ha vuelto una  tragedia que lo va a aniquilar todo. Sus coordenadas temporales ya no nos sirven.

Por eso habría que decirle al viejo Larra y a quienes se siguen quejando, que antes de que vuelva usted mañana, no dejemos escapar de nuestras manos lo que ya teníamos ayer.

Octavio Pineda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.