Cruz Roja Española se va de Arona

El Ayuntamiento ha trasladado su función de vigilancia y socorrismo a una empresa catalana que cobra 357 euros menos al año.

 

Tras la convocatoria de un nuevo concurso público para decidir quién se encargaría de la seguridad en las playas del municipio de Arona, el Consistorio ha optado por asignar estas funciones a una empresa catalana  con la que se ahorran 357 euros al año. Los miembros de la ONG no entienden cómo el Ayuntamiento ha preferido optar por la oferta de esta otra empresa y consideran que las prestaciones que ofrece Cruz Roja Española –como la de disponer siempre de una ambulancia en las playas- es difícil de superar por cualquier otra empresa. La decisión del Ayuntamiento aronero ha levantado sospechas acerca de la transparencia de este concurso, más teniendo en cuenta que la diferencia entre las ofertas económicas de ambos concursantes no resulta particularmente relevante.

 

 

 

 

 

 

 

 {backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.