Corroborada la ‘simulación contractual’ entre Bárcenas y el PP

Sin embargo, la juez niega que Bárcenas reingresara como empleado del partido tras su imputación en el caso Gürtel.

No habrá indemnización por despido improcedente tal como reclamaba el ex tesorero del PP en la demanda presentada por la que exigía al partido 900.000 euros. La magistrada María José Ceballos ha desestimado esta demanda al entender que a partir de abril de 2010 Bárcenas dejó de prestar sus servicios al partido.

Por otro lado, la juez reconoce que sí existió una ‘simulación contractual’ entre el PP y su ex tesorero a partir de esta fecha y que ésta se mantuvo hasta enero de 2013, momento en el que fue dado de baja de la Seguridad Social. Hasta ese momento, Bárcenas habría utilizado una dependencia de la sede el PP en Madrid, utilizando un correo electrónico del partido y un chófer puesto a disposición por el mismo. Sin embargo, toda actividad desarrollada por el ex tesorero durante este período, habría sido “a título particular y en su propio beneficio e interés”, sin prestar servicios al PP.

Entre abril de 2010 y enero de 2013, Bárcenas percibió del partido una cantidad de 21.000 euros netos mensuales producto de su acuerdo con el PP, pero la juez rechaza la demanda por despido improcedente ya que «carece de efecto porque, no existiendo prestación efectiva de servicios, el alta -en abril de 2010- sería indebida, además de sancionable».

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.