Contando con melones

Iberia y British AirwaysCarlos Castañosa

Produce mucha pena, vergüenza e indignación la actitud de algunos medios de comunicación, los más poderosos -por algo será-, por el tratamiento que aplican al tema Iberia, y cómo se manipula a la opinión pública mediante la publicación tendenciosa del testimonio unilateral vertido por una única fuente interesada y perversa, conculcando así el derecho constitucional de todo ciudadano a recibir información veraz.

Es, cuanto menos, sospechoso de “compra” o complicidad  lo de dichos medios, que se hacen eco de las falaces manifestaciones del presidente y del consejero delegado de Iberia, sin contrastar la información con la “otra verdad” de las fuentes afectadas como víctimas, desde las que se les  explicaría que las pérdidas aducidas de un millón de euros diarios, para justificar el programado destrozo laboral, son intencionadas… o inducidas. Que desde hace dos años, estos dos directivos, españoles, contratados como sicarios muy bien pagados por British Airways, recibieron la orden de desmantelar Iberia en favor de la compañía inglesa.

A tal efecto, crearon Iberia Express, una competidora low cost, dentro de la estructura de la “matriz”, a la que se fueron trasvasando gratuitamente  producción, aviones y rutas rentables, propiedad de Iberia, de la que también utilizaban, y utilizan, toda la parafernalia operativa en instalaciones y aeropuertos, por la cara y a costa de la “matriz”.¡¡¡ ¿Cómo no va a tener pérdidas? !!! Aparte de perder la mitad de aviones y casi toda la producción regalada a otros, sufre el expolio de las líneas transatlánticas, las más rentables, las de largo radio, en favor de la compañía inglesa, que se va adueñando de toda la red y terminará apropiándose de la costosísima T-4, ante la pasividad de un gobierno inepto, incapaz de defender el patrimonio estratégico de un Estado de Derecho, la inoperancia de una Jefatura de Estado que aparece sorda y muda ante el expolio, y, por supuesto, en connivencia con unos medios de comunicación vendidos a quien les paga por mentir a esta maltratada ciudadanía.

Cuando un problema nos parece ajeno porque lo sufren otros, no nos engañemos: terminará por salpicarnos a todos…

 

 

 

Carlos Castañosa

http://elrincondelbonzo.blogspot.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.