Conflicto en las obras en la carretera TF-28

carretera TF-28

Carretera TF-28

Sí se puede denuncia que las obras impiden transitar por los márgenes de la vía

Sí se puede apoya la movilización de la ciudadanía de la comarca de Agache por las obras en la carretera TF-28. La organización insta al Ayuntamiento de Güímar y al Cabildo de Tenerife a que “creen los mecanismos de participación ciudadana necesarios para resolver un conflicto causado por falta de diálogo”, asegura el portavoz del grupo municipal ecosocialista, Ruyman Expósito.

El Cabildo de Tenerife está ejecutando unas obras en la TF-28 a la altura de la comarca de Agache que consisten en la colocación de unos malecones en sus márgenes, de forma que se sustituyen las vallas de seguridad instaladas hasta ahora. Esta actuación dificulta a la población de El Escobonal, Lomo de Mena, La Medida y Pájara transitar por los márgenes de la vía, una necesidad habitual en su vida cotidiana. Ante estas dificultades, la ciudadanía se ha movilizado y tiene previsto hacerlo de nuevo este sábado, 16 de marzo, a las 10 de la mañana en un recorrido del Lomo de Mena hasta Pájara.

La prioridad de la acera de la carretera TF-28

Garantizar que este tránsito peatonal se de en las mejores condiciones de pavimento y seguridad es tan apremiante que la población residente en estos núcleos lleva reclamando desde hace años el desarrollo de un proyecto de acerado en el mismo sitio donde interviene el Cabildo.

Sí se puede recuerda que planes de acerado similares se han desarrollado en Los Realejos e Icod, así como muchos tramos de los municipios del sur de la isla, como Fasnia, Arico y Granadilla. Se trata de municipios que, en su momento, gestionaron correctamente la atención a la necesidad de aceras en vías de este tipo.

“El Cabildo se está comportando de forma intransigente, conculca el derecho a la participación con la imposición unilateral de unas obras que no es lo que necesita la ciudadanía y la fuerza aún más que ahora a invadir la calzada, dado que los malecones que está instalando ocupan más espacio que las vallas”, explica el portavoz de Sí se puede.

Por este motivo, la organización ecosocialista se suma a las reivindicaciones ciudadanas y a la petición que la población ha dirigido al Ayuntamiento de Güímar para que interponga una demanda contencioso-administrativa o cualquier otro procedimiento para lograr la paralización de las obras e iniciar un proceso de diálogo.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *