Confiesa el asesinato de una niña en Gran Canaria

Los hecho tuvieron lugar en agosto de 2008 en un domicilio de Las Palmas de Gran Canaria. El acusado ha reconocido el asesinato, pero niega las imputaciones por abusos sexuales.

El acusado es un varón de 51 años de edad y de origen coreano que fue detenido en 2008 por como presunto autor del asesinato de una menor de 11 años en su domicilio de la capital grancanaria. Al parecer, el acusado habría aprovechado un momento en el que sabía que la niña iba a encontrarse sola en casa -su madre y su hermano estaban en Corea y su padre participaba en un campeonato de golf-, para acudir a su vivienda donde, según la acusación, la niña fue agredida sexualmente y luego estrangulada. El detenido ha confesado ser el responsable de la muerte de la menor después de haberla cogido por el cuello, aunque declara que lo hizo sin ánimo de acabar con su vida. La versión del acusado es que la fallecida le abrió la puerta vestida con una toalla y una camiseta porque acababa de salir de la ducha y que se sentaron en el dormitorio del padre para ver la televisión. Aprovechó entonces para buscar dinero en la situación porque se encontraba en una situación económica muy complicada, la niña intentó impedirlo y él la agarró por el cuello. Además la zarandeó para que se tranquilizara y dejara de llorar, y en ese momento se le cayó la toalla que llevaba puesta.

La acusación particular no se cree la versión del acusado y ha solicitado una condena de 52 años de prisión por asesinato y abusos sexuales a una menor, así como por un supuesto delito de amenazas.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.