Condenan por estafa al director de una sucursal bancaria de Gran Canaria

El director de una oficina de Gáldar se enfrenta a dos años de prisión.

La Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a un hombre a dos años de prisión como  autor responsable de un delito consumado de estafa, así como al pago de una multa de seis meses con una cuota diaria de seis euros.

La sentencia considera probado que el acusado, valiéndose de su condición de director de una sucursal bancaria en Gáldar, convenció a dos hermanos –socios de una empresa- para que abrieran un depósito de 30.000 euros en la entidad con unas condiciones muy ventajosas y “muy bien remunerado”, por lo que le autorizaron a emitir un cheque al portador por dicha cantidad. Posteriormente, una vez que los hermanos advirtieron que no se había hecho efectiva la operación de depósito, contactaron con el procesado, que les ofreció devolverles el dinero en dos pagarés “sin que en ningún momento tuviera intención de atender a su pago”, contra una cuenta corriente sin fondos.

 


El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.