Condenan al SCS a pagar 600.000 euros por una ‘deficiente asistencia sanitaria’

El tratamiento durante el parto causó una parálisis cerebral a un bebé en el Hospital Universitario de Canarias.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha emitido una sentencia, tramitada por los Servicios Jurídicos de El Defensor del Paciente, que condena al Servicio Canario de Salud -SCS- a indemnizar a los padres de un bebé con 600.000 euros por sufrimiento fetal del mismo.

Asimismo, se ha desestimado el recurso presentado por los servicios jurídicos del Gobierno de Canarias  y por la Aseguradora del Hospital -Zurich-.

Los hechos se remontan hasta octubre de 2008, cuando una mujer ingresa en el Hospital Universitario de Canarias para dar a luz. Al no haber paritorio disponible dejaron a la paciente en espera. Un día después, le efectuaron precipitadamente una cesárea al detectar un fallo en la monitorización interna que se le estaba practicando. El bebé nació con problemas respiratorios, precisando reanimación e intubación, sufriendo una bradicardia fetal mantenida, que provocó la falta de oxigenación cerebral, encefalopatía y daños neurológicos.

Posteriormente, fue ingresado en la unidad de cuidados intensivos, donde fue dado de alta a los 33 días del nacimiento, debiendo seguir tratamiento y ayuda de terceras personas de por vida, derivada de la falta de vigilancia en la monitorización, que aconsejaba acelerar el parto, produciéndose  el daño cerebral del recién nacido.

Según informan desde el ‘Defensor del Paciente’, en la actualidad, el niño está aquejado de parálisis cerebral infantil cuadripléjica, con problemas respiratorios y de deglución, «con el lógico sufrimiento de los padres que no comprenden cómo ha podido llegar a suceder este hecho».

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.