Condenado por abuso sexual un exayudante del Seminario Diocesano de Tenerife

Seminario Diocesano de Tenerife

Seminario Diocesano de Tenerife

El condenado deberá indemnizar a la víctima, que tenía 16 años en el momento de la agresión, con mil euros

La condena a un exayudante del Seminario Diocesano de Tenerife por abuso sexual a un menor de 16 años a levantado la polémica. En primer lugar porque, si bien el fiscal lo acusaba de tres delitos por los que pedía 18 años de cárcel, el tribunal ha considerado que en dos de ellos no existían pruebas suficientes. Por otro lado porque la indemnización que deberá pagar el condenado a la víctima es de mil euros.

El fallo de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife absuelve al acusado de dos delitos que el Ministerio Fiscal le imputaba en relación a lo sucedido con otros dos seminaristas y cuyas penas habrían sumado 18 años de prisión. Los supuestos delitos continuados contra la libertad sexual no contaban con pruebas suficientes que los demostraran, según ha dictaminado el Tribunal.

El acusado coincidió con la víctima en el Seminario Diocesano de Tenerife durante dos cursos escolares

Únicamente se ha dictado sentencia en relación al tercero de los delitos imputados con otro interno del Seminario Diocesano de Tenerife, cuando este tenía 13, 14 o 15 años, dependiendo del hecho referido. En reiteradas ocasiones, el acusado habría intentando un acercamiento sexual al menor, bien con fotografías de sus genitales, con comentarios escritos en notas que le dejaba e incluso haciendo que tocara su pene erecto e intentando que la víctima, que nunca accedió a sus propósitos, hiciera lo mismo.

La sentencia, que es susceptible de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, obliga al acusado al pago de una indemnización de mil euros, a mantenerse alejado de la víctima o a tener contacto con ella por cualquier medio durante dos años y a ejercer cualquier profesión u oficio, retribuido o no, que conlleve contacto regular y directo con menores.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.