‘Con ella Hacienda está actuando de forma diferente’

Hacienda reconoce haber admitido facturas simuladas de la Infanta pero no ve indicios de delito.

Tras la declaración tomada a los peritos de Hacienda encargados de elaborar los informes sobre las cuentas de la infanta Cristina a petición del juez Castro y a una jefe de policía especializada en delitos económicos, se ha vuelto a insistir en la inocencia de la hija del Rey.

La inspectora de la Agencia Tributaria que investigó al Instituto Nóos y a la sociedad Aizoon ha ratificado la inexistencia de indicios que inculpen a la Infanta por presuntos delitos fiscales. También la responsable del Grupo de Delincuencia Económica de la Policía ha manifestado que, en base a la información que controla, no existen motivos para considerar que doña Cristina haya blanqueado dinero a través de la sociedad Aizoon, compartida al 50 por ciento con su esposo Iñaki Urdangarín.

Con todo, no se ha esclarecido la cuestión de la facturas simuladas, puesto que Hacienda reconoce haberlas admitido como válidas en el informe realizado, otra cuestión que exculparía a la Infanta de sus responsabilidades penales en este asunto.

La declaración prestada por los tres funcionarios no ha hecho más que avivar las tensiones ya existentes entre el juez Castro -que ordenó la imputación de Cristina de Borbón y la cita a declarar el próximo día 8 de febrero-, la Fiscalía –con Pedro Horrach respaldando la no imputación de la hija del Rey- y la Agencia Tributaria –desmintiendo la existencia de indicios de delito a pesar de haber admitido facturas que fueron simuladas-.

Asimismo, los peritos de Hacienda han negado la existencia de presiones para que cambiaran su criterio con respecto a las cuentas de la Infanta y han declarado que «el asunto estaba dentro de los márgenes habituales», pero el juez Castro insistía con sus preguntas en la obtención de una explicación más convincente y en una de sus intervenciones cuestionó «¿Ustedes suelen admitir facturas falsas como deducibles con el resto de los contribuyentes?». La pregunta abrió la brecha a la polémica que desde hace meses mantiene enfrentados al magistrado y a la Fiscalía sobre el trato de favor que haya podido recibir la Infanta en esta investigación solo por ser quien es.

Los peritos se negaron a calificar de ‘falsas’ dichas facturas y se refirieron a ellas como ‘parcialmente simuladas’, matizando que “Cada caso es diferente y la deducibilidad de una factura es relativa”.

Con el respaldo de las versiones de los testigos y funcionarios interrogados ayer, la fiscalía y la defensa particular de la Infanta han logrado reforzar su opinión de que no procede su imputación. Sin embargo, parece ser que en presencia de varios testigos el juez Castro declaró estar «cansado de ver cómo la Agencia Tributaria trata de manera diferente a la hija del Rey» en este asunto.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.