Cierre de los comedores sociales en verano

Dos centros de La Laguna cierran para dar vacaciones a los voluntarios.

Más de 150 personas se quedan desatendidas en el municipio tinerfeño de La Laguna después de que sus dos comedores sociales hayan cerrado sus puertas durante el verano para que descansen los voluntarios que trabajan en ellos. Es la decisión que han tomado los responsables del centro Virgen Ponderosa, que además de servir el almuerzo a más de medio centenar de personas, también reparte alimentos entre una treintena de familias necesitadas.

El año pasado, debido a la gran demanda de este servicio, el centro permaneció abierto por primera vez durante todo el año. Sin embargo este año la dirección ha confirmado que el centro permanece cerrado desde el pasado 1 de julio y que no volverá a abrir hasta el 1 de octubre.

“Nosotros somos todos voluntarios que dedicamos nuestro tiempo a ayudar a los más pobres, pero también necesitamos descansar. Y ahora más que nunca porque cada vez atendemos a más gente”, ha explicado Matilde Guadalupe, directora de la institución benéfica.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.