Cierran el centro comercial del Muelle Deportivo

centro comercial del Muelle DeportivoEl Ayuntamiento de LPGC detecta graves anomalías en materia de seguridad.

La Dirección General de Edificación y Actividades de la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha dictado esta resolución de cierre tras comprobar durante una inspección realizada la semana pasada, numerosas irregularidades en la construcción y la morfología del centro comercial realizadas en los últimos años y meses, que difieren totalmente del proyecto inicial aprobado y ejecutado en su día. Los técnicos llegan a concluir en su expediente de inspección que “la seguridad de los clientes se encuentra comprometida por cuanto los espacios habilitados como vías de evacuación autorizados por la licencia, o no existen, o se encuentran obstruidos, y aun existiendo, no se ajustan a la normativa de aplicación”.

Entre las irregularidades detectadas por los técnicos tanto en el bar-terraza como en el resto del centro comercial, y que comprometen la seguridad de los clientes, se señalan las siguientes: se han eliminado zonas de tránsito y vías de evacuación que han acabado por integrarse como una parte más de los locales de ocio ocupándolos con mesas, sillas y sillones; se ha eliminado la rampa de evacuación hacia la zona este del Muelle Deportivo y se ha sustituido por una escalera que está obstruida por un macetero de grandes dimensiones; el acceso y salida de evacuación del lado oeste está ocupado por mesas y sillas; se ha ocupado con construcciones nuevas y mobiliario fijo los dos espacios de tránsito y evacuación que unen la planta baja con la alta; y se ha cambiado el sentido de apertura de las puertas de las vías de evacuación y ahora se abren en contra sentido incumpliendo la normativa vigente.

El informe técnico asegura también que el local incumple actualmente con la licencia otorgada en 2005 para funcionar como cetro comercial ya que, entre otras anomalías detectadas, se ha cambiado el uso de varios locales previstos para actividades comerciales a uso recreativo o almacén, se ha incrementado la superficie de varias terrazas, se ha cubierto con lonas y carpintería metálica no contemplados en la licencia original un local de la planta alta, y sobre la cubierta de varios locales se han instalado equipos de ventilación o extracción de humos no previstos en el proyecto aprobado en su día.

El concejal del área, y primer teniente de alcalde, Javier Doreste, ha mantenido un encuentro con los dueños del centro comercial para intentar reconducir estos inconvenientes, instándoles a llevar a cabo cuanto antes las obras y reformas a las que obliga la normativa para garantizar la seguridad de los ocupantes, para recuperar la actividad comercial y recreativa del establecimiento.

Los propietarios tienen a partir de hoy 48 horas para ejecutar el cierre voluntario del local o, de lo contrario, proceder al precinto del bar-terraza Sotavento y de todo el centro comercial por parte de la Policía Local.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.