Christopher Payne, el fotógrafo del abandono

Hospital psiquiátrico abandonadoDurante casi una década recorrió con su cámara de fotos hospitales psiquiátricos abandonados que ahora son el testimonio silencioso de un pasado macabro.

Asylum: Inside the closed world of state mental hospitals es el título original de la obra que en 2009 convirtió a Christopher Payne en uno de los fotógrafos mejor valorados de EE.UU. Durante ocho años, Payne estuvo sacando fotografías de hospitales psiquiátricos de todo el país reflejando una belleza triste y desoladora de unos años oscuros en la historia de la Medicina y de los tratamientos psiquiátricos.Hospital psiquiátrico abandonado

Desde mediados del siglo XIX en EE.UU se construyeron alrededor de 250 instituciones de este tipo cuyo número de pacientes aumentó hasta más de medio millón de personas en apenas cien años. Al principio, estos centros eran lugares idílicos, apartados del mundo y rodeados de zonas ajardinadas para que los pacientes se sintieran cómodos y protegidos mientras recibían su tratamiento. Pero con la llegada de los psicotrópicos y su aplicación en tratamientos contra algunas tipos de psicosis, muchos de estos hospitales pasaron a convertirse en auténticos centros de experimentación y muchos de los pacientes que se habían internado voluntariamente en estos hospitales decidieron abandonarlos para siempre.

Las fotografía tomadas por Payne -que además de fotógrafo es arquitecto, lo que justifica su especial interés por las estructuras de estos lugares- ponen de manifiesto la decadencia de estas instituciones, la aplicación de métodos dudosos para la curación de enfermedades mentales y la desolación en la que se ahogan todos los edificios cuando ya no queda ni el recuerdo de las personas que los habitaron.

Asylum es, además, una muestra de un tipo de arquitectura diseñada específicamente para la locura y de la que ya solo quedan ejemplos en este tipo de edificios abandonados.

En definitiva, un libro de fotografías con historia tomadas con la frialdad de un espléndido cazador de imágenes y el gusto exquisito de un artista.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.