Cho Vito desaparece

Los últimos vecinos son desalojados a la fuerza de sus casas.

Hacia las seis de la mañana, alrededor de 30 agentes policiales se han presentado en el tinerfeño barrio marinero para desalojar a los últimos vecinos. Al parecer, los agentes habrían entrado a los domicilios sin una orden judicial y, según los testigos de los desalojos, habrían sacado a rastras a sus ocupantes.

Horas más tarde, pasadas las 10 de la mañana, daba comienzo el derribo de la primera de las últimas nueve viviendas que aún se mantienen en pie en esta zona del municipio de La Candelaria. El plazo para el desalojo vencía el pasado lunes, pero diferentes movilizaciones de los vecinos de la zona habían conseguido retrasarlo. Finalmente, se ha ejecutado el desalojo y se ha iniciado el derribo de estas nueve viviendas. El Ayuntamiento ofrecía a sus ocupantes ser trasladados a otras viviendas en condición de alquiler, pero los vecinos de Cho Vito exigían una vivienda en propiedad. Muchos de ellos llevan casi una semana en huelga de hambre y han anunciado que continuarán con su protesta hasta que sus demandas sean atendidas por el Ayuntamiento.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.