Podemos seguirá adelante con la causa de Montaña Roja

Montaña Roja

Montaña Roja, Lazarote

La parte denunciante se retiró como acusación tras negociar un acuerdo con el presidente, Pedro San Ginés

Podemos continuará en solitario su lucha para esclarecer lo sucedido con la incautación de la desaladora en Montaña Roja, en la isla de Lanzarote. La formación morada ha anunciado ya que se presentará como acusación y solicitará la apertura de juicio oral en el plazo establecido por el magistrado.

Tal como ha subrayado el portavoz de Podemos en el Cabildo de Lanzarote, Carlos Meca, esta decisión ha sido tomada “por respeto al trabajo realizado durante tres años por el juez instructor, por respeto a los autos dictados en esta causa por la Audiencia Provincial avalando esa instrucción y por respeto incluso al criterio mantenido hasta hace unos meses por el Ministerio Fiscal”.

La Fiscalía libera a los cargos políticos de su responsabilidad en lo sucedido en Montaña Roja

“La argumentación expuesta ahora por la Fiscalía, liberando de responsabilidad a los cargos políticos y funcionarios públicos por haber obedecido las consideraciones de un asesor jurídico externo supone un precedente muy peligroso”, advierte Meca. El cambio de criterio de la fiscal y el acuerdo negociado por la denunciante con el presidente, Pedro San Ginés, han obligado a la formación política a tomar medidas “para llegar hasta el final y depurar responsabilidades”.

“No compartimos el cambio de criterio de la fiscal, que da por buenos los argumentos del cuestionado juez Alba, frente a las posiciones de otras salas de la Audiencia que han expuesto argumentos jurídicamente contrarios”, subraya el consejero, que considera que hay sobrados indicios de que se cometió un delito de prevaricación y recuerda las resoluciones de la Audiencia que así lo constatan.

Esas resoluciones, a diferencia de la dictada por Alba, confirmaron el auto que puso fin a la instrucción de esta causa y que inició el trámite para llevar a juicio tanto al asesor, Ignacio Calatayud, como a los otros tres investigados: Pedro San Ginés como presidente del Consorcio Insular de Aguas, Francisco Perdomo como secretario y José Hernández Duchemín como secretario de ese órgano.

“Podemos no va a moverse de la posición que ha marcado desde que se personó en la causa por una razón muy sencilla: no hay motivo jurídico para ello. Y lo que vamos a seguir defendiendo es lo mismo que dijo la Fiscalía el pasado mes de octubre, cuando se opuso a los recursos que presentaron los imputados contra ese auto y señaló que había sobrados indicios para llevarles a juicio”, señala Meca.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.