El recorte de Obama

La oportuna llamada del Presidente Obama a quien dirige los destinos patrios, entre ellos los económicos, ha tenido un efecto esperanzador al pensar que finalmente se volvería a una senda en la que no es recomendable gastar más de lo que se ingresa teniendo en cuenta el déficit del año pasado cifrado en unos 110.000 millones de euros y el previsto por ahora para 2010 en 90.000 millones de euros.