El derribo de las casas de Miraflores podría constituir un delito

casas de Miraflores

Número 38 de la calle Miraflores

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife quiere intervenir en una zona de patrimonio histórico de la ciudad

Si finalmente el Consistorio capitalino saca adelante esta iniciativa, tres edificios de casas de Miraflores terminarían siendo derruidos. Sí se puede advierte al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife de que estos inmuebles forman parte del patrimonio histórico de la ciudad y que, con esta intervención, podrían estar incurriendo en un delito tipificado en el Código Penal.

Pedro Fernández Arcila, portavoz del grupo municipal ecosocialista, ha remitido un escrito informativo a al alcalde, José Manuel Bermúdez, al concejal de Urbanismo, Carlos Tarife, y a la concejala de Patrimonio, Yolanda Moliné, con el fin de que, antes de tomar ninguna decisión al respecto, tengan constancia de este hecho y evitar así que el Ayuntamiento se vea implicado en la comisión de un delito.

Las tres casas de Miraflores “cuentan con valores históricos, artísticos y culturales, tal como ha informado la Unidad Técnica de Patrimonio Histórico del Cabildo Insular de Tenerife”

Se trata de una calle con mucha historia en la capital santacrucera. Estas casas de Miraflores tienen el reconocimiento del Cabildo Insular, motivo por el que Arcila se ha visto “en la obligación” de advertir a los responsables del Ayuntamiento del grave error en el que pueden incurrir con su demolición.

El portavoz de Sí se puede se remite expresamente al artículo 323 del Código Penal, en el que se establecen penas de prisión de seis meses a tres años o multa de doce a veinticuatro meses a quien “cause daños en bienes de valor histórico, artístico, científico, cultural o monumental, o en yacimientos arqueológicos, terrestres o subacuáticos”, una pena que también afecta a los actos de expolio.

 

El Ilustrador

 

Sí se puede cuestiona el futuro de la calle Miraflores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.