Carta abierta a 27

José Manuel Adán

Mandatarios de la U.E. (28 menos  Rajoy): Excelentísimos Señores, como ya me conocen por los muchos artículos sobre la economía española y la situación de mi país, España, que puntualmente les envío, sobran las presentaciones.

El motivo de la presente carta es el de complementar la carta  que, según los periódicos nacionales, un presidente de una región del nordeste de mi país, España, que como saben representa al Estado en la citada región, también llamada Comunidad Autónoma, les ha sido enviada. Como supongo que se habrán quedado perplejos, aunque tengan ustedes excelentes servicios de inteligencia como el M­16 y el M­15 británicos, el BND alemán, el servicio francés DST, el PET danés, por no citar al Mossad , la CIA o el SVR (antiguo KGB) ya que no forman parte de la UE  y además estos  no estarán asombrados,  ante la estulticia y proclamación de sedición por parte de un dirigente del estado español, sin que ninguna institución superior haya frenado al dirigente sedicioso y estén pensando si es que hay que contestar y en su caso qué contestar , quisiera orientarles acerca  de las tres posibilidades que existen : no contestar, contestar basándose en la legalidad constitucional española, o contestar ciñéndose solamente a
la vía política.

La no contestación, que quisiera suponer que es la opción mayoritaria, supondría un gran ruido al tirar todos juntos del inodoro, por lo que les ruego que se pongan de acuerdo para no incrementar los decibelios de acuerdo con la normativa comunitaria.

Si la contestación se ha de ceñir a la vía legal, he de manifestarles que en mi país, España,existe una Constitución desde 1978 (también dejada incumplir por las autoridades pertinentes desde ese mismo día, pero existir existe). En dicha Constitución se lee en el artículo 2 “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española patria común e indivisible de todos los españoles “, en el artículo 8.1 se expresa: ”Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra , la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad  territorial y el ordenamiento constitucional” y en relación con este artículo, el 62 h “ Corresponde al rey :El mando supremo de las Fuerzas Armadas”; asimismo el artículo 9.1 señala “Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico” , más adelante el artículo 30.1 dice: “Los españoles tienen el derecho y el deber de defender a España”. En cuanto al artículo 92.1 y 92.2 “Las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos. El referéndum será convocado por el rey, mediante propuesta del Presidente del Gobierno, previamente autorizado por el Congreso de los Diputados”. Por otra parte, el artículo 97 dice “El Gobierno dirige la política interior y exterior”. El artículo 150.2 establece “El Estado podrá transferir o delegar en las Comunidades Autónomas, mediante ley orgánica, facultades correspondientes a materia de titularidad estatal que por su propia naturaleza sean susceptibles de transferencia o delegación” dado que el sujeto del referéndum es el pueblo español en su totalidad, esta transferencia a una Comunidad Autónoma no puede realizarse. En cuanto al artículo 152.1, se cita  que las Comunidades Autónomas, entre otros órganos dispone de “un Presidente, elegido por la Asamblea, de entre sus miembros y nombrado por el Rey, al que corresponde la dirección del consejo de Gobierno, la suprema representación de la respectiva Comunidad y la ordinaria del
Estado en aquella. El Presidente y los miembros del Consejo de Gobierno serán políticamente responsables ante la Asamblea”. Por último el artículo 155 expresa “Si una Comunidad Autónoma no cumpliera las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquella al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección de dicho interés general”.

Imagino que ante tal panoplia legislativa, se sentirán tranquilos. Los españoles, con esta Constitución verdaderamente nos sentimos tranquilos, pero no con los dirigentes que han de aplicarla y permítanme que incluya a todos los dirigentes competentes para ello .Aquí lógicamente se incluyen gobernantes, desde el primero al último, diputados, senadores, políticos en general, magistrados, jueces. Créanme si les digo que la mediocridad es el sello dominante, solamente descuellan cuando se les da un cargo en una Caja de Ahorros, ahí hasta los sindicalistas, que ya es decir.

Si optan por la respuesta política, aunque a ustedes le importe una higa el rompimiento de España, como se ha visto con Yugoslavia,  bastante tienen ustedes con lo que significa Al Qaeda a las puertas de Europa y la posibilidad de tener armas biológicas suministradas por rusos, chinos o norcoreanos, pongo por caso, como para estudiar que responder al caganet  (sin traducción al inglés).Por ello les sugiero la opción de contestar que la Unión Europea es la meta de todas las naciones estado europeas para no tener otra guerra mundial, por lo que los nacionalismos que fueron los culpables de la Gran Guerra y de la Segunda Guerra mundial, causando millones de muertos,  deben desaparecer cuanto antes para mostrar un bloque unido ante países emergentes como China,  la India o Brasil, e intentar estar al nivel de EE.UU, si es que queremos ser competitivos. Por ello, nuevamente les sugiero que respondan a los nacionalistas que bailen sus sardanas y aurreskus, (tampoco tiene traducción al inglés: danza de bienvenida bailada solo por hombres, lo que le resta un gran atractivo), para prevenir la próxima carta, pero  que estos son  tiempos distintos a los del siglo XIX (sugiero que les envíen un calendario para confirmar que estamos en el siglo XXI).

Quedo a su disposición por si necesitan aclaración alguna.

 

 

 

José Manuel Adán

Economista e Inspector de Finanzas del Estado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.