‘Canarias y Baleares vamos en la misma dirección, Repsol y Soria van en la contraria’

Paulino Rivero afirma en Palma de Mallorca que el petróleo sería la ruina para ambos archipiélagos.

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha exigido hoy al Estado que frene las prospecciones que ha autorizado en aguas canarias. Rivero, que participó en un foro turístico en Baleares, explicó que el petróleo no sólo puede arruinar la economía del Archipiélago, sino que también compromete actividades básicas como la desalación de agua de mar, de la que se nutren las islas orientales al cien por ciento.

“Cualquier incidente que pueda registrarse puede contaminar las aguas durante decenios, por lo que Baleares y Canarias tienen todo el derecho para exigir al Estado que paralice las prospecciones”, dijo Rivero, quien destacó la importante contribución de ambos archipiélagos a la economía española, no sólo porque aportan 25 de los 60 millones de turistas internacionales, sino porque su aportación conjunta al sector turístico español es de 23.000 millones de euros.

En esta dirección, el presidente canario subrayó que “si las leyes permiten una actividad que amenaza el bienestar de las Islas entonces hay que cambiar las leyes”. No obstante, advirtió que “si el Estado se atreve a dar una solución diferente a Baleares, las consecuencias institucionales serán importantes” y afirmó que “la actitud del ministro es de traición a su pueblo”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.