Canarias registra 3.000 nuevos casos de Ictus al año

El Archipiélago cuenta con una de las tasas de mortalidad más bajas del territorio nacional.

El Ictus o Accidente Cerebrovascular es una enfermedad vascular que afecta a las arterias que llevan la sangre al cerebro. Por diversas causas, las células del cerebro se quedan sin el aporte necesario de sangre por lo que pierden su función, apareciendo cuadros de parálisis de medio cuerpo, trastornos del habla, etc. Existen dos tipos de ictus dependiendo de la clase de lesión del vaso: el ictus isquémico, cuando el problema es la oclusión o taponamiento de un vaso, y el hemorrágico, cuando se rompe un vaso sanguíneo dentro del cerebro o en sus envolturas. El 85 por ciento de los casos son isquémicos y el 15 por ciento hemorrágicos.

En Canarias, a pesar de contar con una de las tasas de mortalidad por ictus más bajas del territorio nacional, se producen cada año 3.000 nuevos casos de Ictus. En los últimos años se ha observado una disminución de las muertes por ictus, tanto a nivel nacional como de Canarias. A pesar de ello, esta enfermedad sigue suponiendo la segunda causa de mortalidad, la primera causa de discapacidad grave y la segunda causa de demencia en la población.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias informa que en la actualidad, Canarias dispone de Unidades de Ictus o Accidente Cerebral (ACV) en los cuatro grandes hospitales del Servicio Canario de la Salud, que actúan como unidades de referencia para el resto de islas y que cuentan con disponibilidad de equipos de atención al Ictus con protocolos de actuación y recursos, así como neurólogos de guardia las 24 horas para el Código Ictus.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.