Canarias prevé un aumento del 50 por ciento en la factura del agua

La eliminación de las ayudas a la potabilización perjudica directamente a los habitantes de Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote.

La consejera de Empleo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Margarita Ramos, ha calificado como “profundamente negativa” la decisión del Gobierno del Estado de suprimir las ayudas a la potabilización de agua en el Archipiélago al tiempo que ha afirmado que esta medida provocará que directamente más de un millón de ciudadanos, los que viven en Fuerteventura, Lanzarote y Gran Canaria, vean como sus facturas sufran un incremento del 50 por ciento.

Margarita Ramos ha explicado durante su intervención en el Pleno del Parlamento de Canarias que la desaparición de la ayuda a las potabilizadoras condena a los ciudadanos a sufrir un “incremento desproporcionado” en la tarifa de agua de cinco de las siete islas, ya que La Gomera y La Palma se abastecen por medio de galerías y pozos. “En las islas de Lanzarote y Fuerteventura la dependencia de esta fuente de producción es del 100 por ciento y en el caso de Gran Canaria se acerca al 86 por ciento“, ha detallado.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.