Canarias presenta alegaciones contra el estudio de impacto ambiental de Repsol

El Ejecutivo regional afirma que la documentación obvia aspectos legales fundamentales, ‘fruto de la actuación precipitada de la petrolera por obtener los permisos’.

Según las alegaciones presentadas por el Gobierno de Canarias, el estudio de impacto ambiental sobre el proyecto de las prospecciones petrolíferas en aguas próximas a Canarias, “incumple la directiva comunitaria y la legislación estatal y autonómica en materia de evaluación de impacto ambiental”.

“El estudio no recoge, ni en su forma, ni en su fondo, los datos necesarios para una correcta evaluación, por lo que carece del contenido mínimo exigido por la legislación vigente en dicha materia”, ha asegurado hoy el vicepresidente y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad del Gobierno canario, José Miguel Pérez.

Desde el Ejecutivo canario señalan que “Repsol deja fuera del estudio importantes riesgos ambientales como la afección a las costas canarias y a sus ecosistemas naturales o la repercusión de la actividad en la desalación del agua. Tampoco analiza la posibilidad de que se incrementen los movimientos tectónicos y seísmos en la zona por la actividad producida. Las repercusiones de los sondeos en aspectos socioeconómicos como el turismo, los cultivos marinos o la pesca tampoco se plasman en el informe”.

Para el Gobierno de Canarias, “estas carencias son resultado de la precipitación con la que ha actuado la petrolera en su afán por obtener el permiso para realizar los sondeos y la posible explotación lo antes posible”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.