Canarias culpa a la Delegación del Gobierno del insuficiente número de policías en el Día de Canarias

El PP pide la dimisión de Rivero por la protestas contra los sondeos en el Teatro Guimerá.ol

El Gobierno de Canarias ha exigido explicaciones a la Delegación del Gobierno de España en un comunicado, por el insuficiente despliegue de efectivos policiales para hacer frente a los altercados producidos durante la celebración del acto institucional del Día de Canarias, en el Teatro Guimerá, que impidieron que se desarrollara tal y como estaba programado.

“Es incomprensible que dado el incremento del número de manifestantes en las zonas aledañas al teatro durante la hora y media que duró el acto, no se activaran más recursos para garantizar la seguridad de la zona y de las personas que estaban dentro y fuera del inmueble”, aseguran desde el Gobierno canario, que recuerdan además que “esta insuficiencia se puso en evidencia cuando los manifestantes impidieron, por la entrada de la taquilla, el acceso a los niños que formaban el Coro de voces blancas y que iban a interpretar el Himno de Canarias”.

Dadas estas circunstancias se procedió a la suspensión del acto cinco minutos antes de lo previsto y cuando desde el interior del teatro se abrieron las puertas de salida, “no había suficientes efectivos que impidieran la entrada de los manifestantes hasta el mismo escenario donde se encontraban los Premios Canarias y las Medallas de Oro, produciéndose un hecho lamentable y que el Gobierno de Canarias deplora especialmente porque empaña el reconocimiento de Canarias a sus ciudadanos más ilustres”.

Desde el Partido Popular han denunciado “el sabotaje” del acto, instando al presidente canario, Paulino Rivero, a que condene estas protestas o que presente su dimisión.

La portavoz del PP en el Parlamento de Canarias, Australia Navarro, criticó el discurso “sectario” del presidente, “impropio de un acto institucional y que no representa en ningún caso al conjunto de la sociedad canaria”. Navarro sentenció señalando que “las imágenes violentas del acto son la consecuencia directa de una campaña de agitación que promueve personalmente el presidente del Gobierno regional, como quedó acreditado en su discurso”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.