Los cambios de la Ley Suelo aún no se han visto reflejados

cambios de la Ley Suelo

Fernando Clavijo, presidente del Gobierno de Canarias

Los ecologistas denuncian que un año después de su puesta en marcha la revolución económica que vaticinaba el Gobierno regional no se ha producido

Nuevos agricultores, mejoras en los procedimientos legales y burocráticos, ventajas para los trabajadores de la tierra, inversiones millonarias… En opinión de Ecologistas en Acción, los cambios de la Ley Suelo previstos por el Gobierno de Canarias se han quedado únicamente sobre el papel.

Un año después de su entrada en vigor, ninguna de las bondades anunciadas por el Ejecutivo autonómico se ha visto reflejada en la realidad del archipiélago. “Más de un año después, algunos siguen teniendo las mismas ganas que siempre han tenido de dar ese pelotazo inmobiliario que ahora parece más fácil. Siguen pensando que, gracias a sus buenas relaciones públicas, podrán hacer lo que no se debe donde no se puede, proyectos impensables en sitios imposibles; pero no están seguros, jurídicamente: el recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de las Islas Verdes consiguió que el Tribunal anulase la declaración de interés insular de un montón de proyectos en La Palma, y el recurso presentado contra la propia Ley del Suelo fue admitido a trámite y está pendiente de sentencia”, denuncia la Plataforma.

La Administración ni siquiera cuenta con el personal necesario para que los cambios de la Ley Suelo se puedan desarrollar

La apuesta estrella de esta legislatura “no termina de arrancar”. Ecologistas en Acción asegura que la propaganda institucional de los cambios de la Ley Suelo sigue estando presente en las declaraciones del Gobierno regional a pesar de que dichos cambios no sólo son inexistentes sino que, tal y como están las cosas, no parece posible que lleguen nunca a producirse.

Más de un año después, las administraciones, y en especial los municipios siguen sin tener personal para abordar las tareas y responsabilidades que cargan sobre sus espaldas. Continúa sin saberse qué parte de los planes actuales sigue vigente y qué parte fue derogada por ser contraria a las disposiciones de la Ley. Cabildos hay, como los de Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria, que siguen tramitando planes insulares, añadiendo un mayor grado de inseguridad.

Por otro lado, la Ley Suelo sí que ha supuesto un cambio en aspectos puntuales, pero sólo a favor de los intereses empresariales y no del beneficio social. En este aspecto los ecologistas hacen hincapié en “la osadía de administraciones y agentes económicos a la hora de plantear decisiones y exigencias territoriales como la necesidad de revisión del Plan Especial de El Rincón de La Orotava después de haberlo tenido congelado e inaplicado durante 21 años, desde que se aprobó; la inclusión en el Plan Insular de Fuerteventura de un incremento de 30.000 camas turísticas; la construcción de un bloque de viviendas dentro de un sistema general de espacios libres en Las Palmas de Gran Canaria o la financiación pública de infraestructuras millonarias que correspondía realizar a promotores privados”.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.