Cámaras ocultas en la ULPGC

La Universidad no informó a los trabajadores de la instalación de un sistema de videovigilancia.

La denuncia fue presentada en 2011 por una empleada de una agencia de seguridad que aseguraba que los trabajadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria no habían sido informados de la instalación de un sistema de videovigilancia.

La trabajadora denunció los hechos en la Agencia Española de Protección de Datos que recientemente ha emitido una resolución sobre el caso declarando que la instalación de estas cámaras sin haber informado a los trabajadores de la Universidad supone una violación de la Ley Orgánica de Protección de Datos por lo que el centro podría enfrentarse a sanciones económicas que van de los 900 a los 40.000 euros en función de si los hechos finalmente se consideran solo una infracción o un delito.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.