El cadáver encontrado en LPGC no fue víctima de asesinato

La Policía descarta la hipótesis de asesinato y se centra en la posibilidad de una caída accidental o voluntaria por el barranco

En la mañana del pasado domingo la Policía Nacional abrió las investigaciones necesarias para averiguar las causas por las que un hombre de unos 50 años de edad había aparecido muerto en el barranco de Pedro Hidalgo, justo debajo de uno de los puentes de la circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria.

En un momento se barajó la hipótesis de un homicidio, pero a medida que han ido avanzando las investigaciones esta teoría ha pasado a un segundo plano hasta prácticamente quedar del todo descartada.

Accidente o suicidio, pero no asesinato

Según fuentes policiales las autoridades ya están trabajando sobre otras dos hipótesis que a tenor de las pruebas recabadas parecen más certeras que la del asesinato. Es probable que la víctima, cuyo cuerpo sin vida fue hallado bajo el viaducto de Riquiáñez pudiera haber sufrido un accidente o incluso haberse lanzad voluntariamente al vacío.

Los expertos del Instituto Anatómico Forense de Las Palmas de Gran Canaria todavía investigan el cuerpo para determinar con exactitud cuáles son las causas que le produjeron la muerte.

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.