Los buques de guerra holandeses desaparecidos en Java

buques de guerra holandeses

Buque de guerra holandés

Se hundieron durante la Segunda Guerra Mundial y desaparecieron siete décadas después de las profundidades del océano

En febrero de 1942 se libró en el Mar de Java una de las batallas navales más importantes de la Segunda Guerra Mundial. Casi un millar de soldados aliados y cerca de 300 tripulantes de origen indonesio perdieron la vida en este enfrentamiento en el que tres buques de guerra holandeses se hundieron durante la defensa de las por entonces Indias Orientales Neerlandesas, en lo que actualmente se conoce como Indonesia.

El almirante holandés Karel Doorman y el vicealmirante japonés Takeo Takahi se enfrentaron en una impresionante batalla naval que se saldó con el hundimiento de De Ruyter, Java y Kortenaer. Para estos casos el honor de la guerra marca normas muy específicas: el hundimiento de un barco es algo que se debe respetar hasta el fin de los tiempos y nadie puede alterar esta decisión del destino.

Los buques de guerra holandeses son localizados… y desaparecen

En 2002, entre las islas de Java y Borneo, unos buzos dieron por casualidad con la localización de los buques de guerra holandeses que se hundieron durante el enfrentamiento. Pero para cuando el octogenario hijo del almirante Doorman llegó a Bali con la intención de seguir de cerca la filmación submarina del hallazgo se encontró con que el barco había desaparecido y únicamente quedaba la brecha en la que se había producido el hundimiento.

La explicación más lógica al suceso es la de la venta de estos barcos como hierro viejo. A pesar de que está prohibido, hay muchas empresas asiáticas que se dedican a llevar estos barcos hasta la superficie, muchas veces después de romperlos en varias piezas, para venderlos como chatarra. Durante las últimas décadas se han descubierto numerosos cementerios marinos de la Segunda Guerra Mundial que han alimentado este negocio ilegal de venta de hierro en el que, al parecer, se encuentran involucradas empresas chinas, vietnamitas y camboyanas, entre otras.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.