Bloques deteriorados en el dique de La Esfinge

Puertos detecta graves fallos técnicos y contables en el proyecto de la capital grancanaria.

Las obras de ampliación del Puerto de La Luz se licitaron en 2007 y contemplaban la construcción del dique de La Esfinge, un proyecto adjudicado a las empresas Fomento de Construcciones y Contratas, Dragados, Félix Santiago y Matías Marrero por 46,3 millones de euros.

Pero el proyecto comienza a mostrar dificultades tanto técnicas como contables y Puertos del Estado ha decidido abrir una investigación al respecto. Por un lado, se ha detectado que se están utilizando en las obras bloques “en avanzado estado de deterioro” que hacen peligrar la estabilidad del dique. Por otro, las empresa adjudicatarias reclaman 12,5 millones de euros en concepto de acciones que en su momento no fueron contempladas en el contrato original.

De toda la información recabada por Puertos se deduce que “se emplearon bloques de distintos tamaños a los contemplados en el proyecto” en muchos casos de pesos inferiores a los prescritos en proyecto para esta zona.  El informe técnico insiste además en que el deterioro de estos bloques –demostrado con vídeos y fotografías- “permite colegir que una parte significativa de los bloques realmente puestos en obra podría no ser de nueva construcción, sino que habrían sido reutilizados, trasladando los mismos desde otras ubicaciones del Puerto de Las Palmas”.

Por su parte, un técnico de la Autoridad Portuaria de Las Palmas asegura que se utilizaron “bloques procedentes de acopios, de contrastada calidad, procedentes de la recuperación de antiguos diques de protección convertidos en muelles de atraque” pero matiza que todos los que se colocaron estaban “en perfecto estado” y que, en caso de haberse colocado alguno en malas condiciones, se le aplicó a la empresa “el descuento correspondiente”.

A tenor de todas estas informaciones, el Ministerio de Fomento considera la hipótesis de que durante el transcurso del proyecto se hayan realizado modificaciones –tal como señalan las empresas adjudicatarias en su reclamación- referentes al cambio de tamaño de los bloques pero que los ‘descuentos’ realizados no se han contemplado en la liquidación total de la obra. Con todo, la asesoría jurídica de Puertos del Estado ahondará en las presuntas irregularidades detectadas en el desarrollo del proyecto.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.