Ben Magec denuncia hipocresía en el Día Mundial del Turismo

Los ecologistas denuncian a los dirigentes que hablan de sostenibilidad cuando no la practican.

El jueves 27 de junio se celebra en el Palacio de Congresos de Meloneras en Maspalomas el Día Mundial del Turismo que pretende presentar a la industria turística como baluarte de la sostenibilidad.

Ben Magec-Ecologistas en Acción considera “un contrasentido” que se acoja un evento con el lema de Turismo y sostenibilidad energética: propulsores del desarrollo sostenible desde las mismas instituciones que “están apostando en Canarias por energías fósiles, peligrosas y contaminantes como el petróleo y el gas, y que han fomentado el destrozo del litoral para favorecer intereses económicos privados”.

Ben Magec-Ecologistas en Acción denuncia la política del Ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que en el mensaje oficial del evento de habla de la importancia de las energías renovables para la sostenibilidad social, económica y ambiental, y al mismo tiempo haya aprobado un decreto que concede a la empresa Repsol permisos para extraer petróleo en aguas ultraprofundas en Canarias. “El Ministro no sólo ha suprimido los incentivos económicos para nuevas instalaciones de energías renovables sino que prevé aprobar una tasa para gravar al sector energético que no hace diferencias entre energías limpias y energías contaminantes”.

Por otra parte, el Presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, en lugar de contribuir a la lucha contra el cambio climático mediante el apoyo a las renovables, sigue apostando activamente por combustibles fósiles que también emiten CO2 como el gas natural, favoreciendo la instalación de regasificadoras.

Desde Ben Magec-Ecologistas en Acción recuerdan que Maspalomas no constituye precisamente un ejemplo de turismo sostenible, “no sólo por su modelo energético sino también porque la actividad turística en la localidad que ha llevado aparejada un proceso de destrucción del litoral y de especulación urbanística de consecuencias desastrosas, anteponiéndose el beneficio económico privado a los valores ambientales y el bienestar social. El modelo turístico canario es, en todo caso, un ejemplo de desprecio absoluto por el medioambiente a la hora de apostar por el turismo como fuente de beneficios”.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.