Bajada de los impuestos municipales en SCTF

La propuesta presentadas por el grupo de Gobierno afecta al IBI, Vehículos e IAE.

El Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha aprobado la reducción de tres impuestos municipales, cuya aplicación se hará efectiva en 2015. Además, el Consistorio prevé abordar otra batería de medidas similares en la sesión plenaria que celebrará el próximo mes de noviembre.

Las reducciones tributarias aprobadas son las siguientes:

  • Impuesto sobre Bienes Inmuebles de Naturaleza Urbana. El Ayuntamiento dispone una modificación del tipo de gravamen que supondrá una disminución de la cuota tributaria a pagar por cada contribuyente del 1,5 por ciento respecto de la cuota en 2014. El descenso en la recaudación derivado de este cambio normativo se estima en 578.116,73 euros. Además, se prevé una neutralización de la subida de los valores catastrales del 10 por ciento, que entrará en vigor el 1 de enero de 2015.
  • Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica. El descenso en la recaudación derivado de este cambio normativo se estima, tomando los datos del padrón 2014, en 300.418,30 euros y parte de un incremento estimado del padrón del 1 por ciento, derivado del impacto de las nuevas matriculaciones y de la depuración que se viene efectuando. En este sentido, el mayor descenso lo registrarán los vehículos que posean menos de ocho caballos fiscales, que verán reducido el tributo en un 8 por ciento.
  • Impuesto sobre Actividades Económicas. El Ayuntamiento bonificará el IAE a las empresas que inicien su actividad en 2015. Esta rebaja será del 100 por ciento los dos primeros años, disminuyendo desde el 50 por ciento al 10 por ciento en los siguientes cinco años. Con este objetivo, el Consistorio quiere incentivar la instalación de nuevas empresas en el municipio, reforzando los atractivos de Santa Cruz de Tenerife para la inversión y la creación de empleo.

Además, esta medida se complementa con la mejora de la bonificación por creación de empleo, aplicable durante 2015 y 2016 para facilitar el acceso a la misma, al disminuir el porcentaje de creación de empleo necesario para su aplicación, pasando éste del 20 al 10 por ciento. Asimismo, se incrementa la bonificación, al pasar al 40 por ciento, pudiendo aplicarse incluso un 50 por ciento cuando la creación de empleo se haya realizado entre el colectivo especialmente desprotegido en esta materia.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.