Aumentan los niveles de exclusión en Canarias

Es la única comunidad autónoma española en la que los niveles de exclusión han aumentado en los últimos cinco años

Recientemente se ha presentado en el archipiélago el Informe FOESSA sobre Exclusión y Desarrollo Social en Canarias. Este estudio analiza de un modo detallado todos aquellos factores que influyen en los niveles de exclusión social y arrojan datos reveladores sobre el estado de las islas en este ámbito.

En palabras del coordinador del estudio, Guillermo Fernández, éste representa “un relato del momento de incertidumbre en el que nos encontramos y una mirada a nuestra cohesión social para analizar cómo vivimos y reaccionamos ante la gran recesión, cómo estamos enfocando la salida y cuáles son las consecuencias de la crisis en la poscrisis en Canarias”.

Los niveles de exclusión en Canarias representan una cifra muy superior al del conjunto de España

En la actualidad, el número de personas en exclusión social en Canarias es de 617 mil, el 29 % de la población de la comunidad autónoma. Es lo que denominamos la sociedad estancada, un grupo de personas para las que el ascensor de la movilidad social no funciona y no es capaz de subir siquiera a la primera planta. Canarias en la única Comunidad Autónoma donde los niveles de exclusión han crecido en los últimos 5 años. Desde el 2013 a 2018 la exclusión social ha pasado del 28,6 % al 29 %.

Los datos de la encuesta realizada por FOESSA reflejan que los afectados por niveles de exclusión severa, aquellos que acumulan tantos problemas en la vida diaria que les impide tener un proyecto vital mínimamente estructurado, son 334 mil personas en situación de exclusión social severa. Ha pasado de representar un 10,7% de la población canaria en el año 2013 a un 15,7% en el año 2018, porcentaje muy superior a la del conjunto de España y el resto de las Comunidades Autónomas.

Asimismo, este estudio pone de manifiesto la existencia de un alto riesgo de cronificación de las situaciones de exclusión social y, sobre todo, de polarización de la estructura social. Quien ha soportado en mayor medida los efectos de la crisis ha sido el grupo poblacional con menos ingresos, que ha visto mermada su renta en un 16,8 %. Por el contrario, el 20 % de la población más rica habría incrementado su renta en un 8,3%.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *