Aumentan las consultas al servicio del Defensor del Profesor

El acoso de los alumnos es el cuarto motivo de queja de los profesores en Canarias.

El desinterés, la falta de atención y el poco esfuerzo de los alumnos son algunas de las principales quejas de los docentes de Canarias, que además se enfrentan a un alumnado cada vez más agresivo y con mayor predisposición al insulto y, en ocasiones, a las amenazas al profesor.

Son algunas de las conclusiones que se sacan de las cifras que ha hecho públicas la organización del Defensor del Profesor, según las cuales ha aumentado considerablemente el número de consultas en referencia a las agresiones por parte de los alumnos, convirtiéndose ésta en la cuarta preocupación de los docentes en Canarias.

Hasta un 9 por ciento de las denuncias planteadas por los profesores están relacionadas con algún tipo de agresión o amenaza. Una cifra que, aunque pequeña, resulta muy grave si se tiene en cuenta el ámbito de trabajo en el que se están produciendo estas incidencias. En este sentido, destaca el hecho de que, además de las denuncias por agresiones, existe un porcentaje muy alto -de hasta el 85 por ciento-, de quejas por las dificultades que supone dar clases en determinados aulas en las que los profesores se encuentran ante “una situación generalizada de falta de atención, desinterés, esfuerzo nulo y ausencia de claridad respecto a sus objetivos”.

Las agresiones de los padres a los profesores han disminuido del 10 al 6 por ciento, pero los sindicatos de profesores denuncian que ésta sigue siendo una “irresponsabilidad muy grande” por parte de los progenitores, que son los que verdaderamente deben educar a sus hijos.

Por último, existe otra preocupación entre los docentes de Canarias que señala hacia la hostilidad de determinados equipos directivos y administrativos que, en determinados casos, arrastran al profesor a una situación de “aislamiento, hostilidad o persecución porque se les niega la palabra, levantan calumnias contra ellos, se le acusa de llevar a cabo acciones que no son ciertas o sus propuestas se reciben con comentarios peyorativos y burlas”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.