Aumenta la demanda de ayuda en las personas sin hogar de Santa Cruz

personas sin hogar

Pabellón Pancho Camurria

El pabellón Pancho Camurria se habilitará de forma temporal

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, tras el aumento de la demanda de los recursos sociales de acogida y alojamiento en esta etapa de crisis social y sanitaria por la COVID, ha tomado la decisión de implementar un dispositivo provisional nocturno para personas sin hogar, que entrará en funcionamiento a partir del próximo día 20 de diciembre.

Este dispositivo temporal y de emergencia, habilitado por el alcalde, José Manuel Bermúdez, a través del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), se activará en el pabellón Pancho Camurria -ubicado frente al Centro Municipal de Acogida (CMA)-, “una situación sobrevenida por las actuales restricciones y el toque de queda nocturno, y es fundamental que comience su funcionamiento durante la próxima semana, ya que los recursos especializados para este colectivo se encuentran completamente ocupados y desbordados”, confirma el mandatario.

La concejala de Acción Social, Rosario González, ha explicado que “en el período actual de pandemia que estamos viviendo, en el que el Gobierno de Canarias mantiene el ‘semáforo rojo’ con un aumento de las restricciones por riesgo de contagio del virus, con el establecimiento de ‘toques de queda’ en horarios nocturnos, la realidad es que las personas sin hogar se convierten en un colectivo aún más vulnerable”.

Las personas sin hogar aún más vulnerables

“Al pretender evitar el movimiento y estancia de personas en la calle o la formación de pequeños grupos -aclara González-, las personas sin hogar en diferentes zonas de la ciudad y en muchos casos en enclaves de especial tránsito pueden facilitar el avance de la COVID-19 y afectar tanto a este colectivo como al resto de la ciudadanía de Santa Cruz”.

El nuevo espacio alojativo permitirá que todas las personas vulnerables que han sido derivadas a través del Centro Municipal de Acogida (CMA) puedan permanecer en un entorno con menor riesgo de contagio, menor exposición al frío y llevando una vida digna en el interior del recinto.

La concejala de Acción Social sostiene que “las personas sin hogar están expuestas a una serie de circunstancias que dificultan los procesos de inclusión social y su protección frente a la pandemia”, y añade que “los largos períodos de tiempo en la vía pública generan dificultades para el aseo personal, la alimentación adecuada, la toma de medicación y el uso adecuado de elementos de protección personal como mascarillas o geles hidroalcohólicos”, concluye la edil.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.