Atraco a mano armada en una panadería

El atracador intimidó con un arma de fuego a la dependienta de un establecimiento de Barranco Grande, en el municipio de Santa Cruz.

Hasta ayer no fue detenido el varón de mediana edad que se presentó con una pistola en una panadería recientemente abierta en la carretera del sur a la altura de Barranco Grande y, tras intimidar y a menazar a la dependienta, consiguió hacerse con 600 euros de la caja. Al parecer, el atracador era un toxicómano de entre 30 y 40 años que presuntamente habría utilizado un arma falsa para cometer el delito. Entró en el establecimiento cubriéndose la cabeza con la capucha de una sudadera y con la boca tapada, encañonó a la dependienta en la cabeza y la obligó a darle el dinero de la caja. Después de lo sucedido, varios agentes de la policía patrullaron la zona pero no encontraron nada. El delincuente fue localizado y detenido en la jornada de ayer.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.