Las dunas de Maspalomas no han recuperado el aspecto de los 60

Dunas de Maspalomas

Dunas de Maspalomas

Un equipo de investigadores de la ULPGC asegura que las dunas de Maspalomas no se han recuperado durante el confinamiento

La ausencia de turismo durante las semanas de confinamiento y en este primer estadio de la nueva normalidad no es motivo suficiente para que las dunas de Maspalomas recuperen el aspecto que tenían en la década de los 60. Antes del desarrollo turístico en el sur de Gran Canaria, este entorno presentaba unas características que no se pueden recuperar sólo con una reducción del impacto humano.

La recuperación de las dunas de Maspalomas ha sido meramente estética

Ante la ausencia de visitantes, la formación y la persistencia de la rizadura de las dunas ha resultado muy llamativa, pero nada tiene que ver con la verdadera recuperación de este ecosistema. Son sólo cambios estéticos que pueden llevar a confusión y transmitir un mensaje erróneo a la ciudadanía.

El artículo firmado por Antonio I. Hernández Cordero, Abel San Romualdo Collado, Carolina Peña Alonso, Leví García Romero y Luis F. Hernández Calvento, insiste en que las dunas de Maspalomas no son las mismas dunas que se podían contemplar en los años 60. El texto es muy claro en relación a algunos de los aspectos clave de las actuales dunas de Maspalomas:

  • La superficie ocupada por las dunas móviles no ha vuelto a ser la misma que la existente antes del desarrollo turístico.
  • La línea de costa en la playa de Maspalomas no ha recuperado la posición que presentaba en el año 1961.
  • Las superficies de deflación siguen mostrando una extensión muy significativa.
  • Actualmente el número de balancones es muy inferior al de 1961.

Con la intención de que no se relajen las medidas de protección de este área, los investigadores de la ULPGC insisten en que “La ausencia de turistas durante el confinamiento ha puesto el foco sobre la recuperación estética de las dunas de Maspalomas. Sin embargo, revertir el progresivo deterioro que se ha producido en las últimas décadas solo será posible mediante la supresión o minimización de los impactos ambientales asociados al uso turístico”.

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.