Asesinato en Tenerife para robar una caja fuerte

La víctima fue encontrada en su domicilio con las manos atadas y una soga al cuello.

Un hombre de 60 años de edad, vecino del municipio tinerfeño de Santa Úrsula, ha sido asesinado en su casa después de ser torturado por unos ladrones que irrumpieron en el inmueble para hacerse con el contenido de la caja fuerte.

Fue la propia mujer de la víctima la que en la noche del viernes encontró el cadáver de su esposo maniatado con bridas y con una soga al cuello, como si lo hubieran ahorcado. La Guardia Civil confirmó que se había tratado de una muerte violenta y que la caja de caudales había sido reventada y vaciada. Por el momento se sigue investigando en que condiciones se produjo el asalto y cuánto dinero, objetos de valor o documentos importantes fueron sustraídos de la caja fuerte.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.