Arriaga cuestiona los objetivos de la moción de censura en La Laguna

Enrique Arriaga

Enrique Arriaga

El vicepresidente del Cabildo de Tenerife asegura que la moción de censura en La Laguna es una “caza de brujas” orquestada por CC y seguida por el PP

En el pleno del pasado 1 de marzo, el vicepresidente del Cabildo de Tenerife, Enrique Arriaga (Ciudadanos), realizaba un comentario fuera de lugar que afectaban a la consejera Diana Mora (PP-PNC). Se debatía una moción sobre el espacio cultural Parque de San Francisco Puerto de la Cruz que, según defendía Mora, ya se habían mencionado en una comisión anterior.

Arriaga, que discrepaba de las opiniones de la consejera, lanzó el siguiente comentario: «No hay nada de lo que acaba de decir. Pueden ser comentarios suyos entre pasillos o sueños que ha tenido, alguno de ellos puede ser que húmedos». En medio de las protestas, el presidente del Cabildo tuvo que llamar al orden y pedir a Arriaga que retirara de inmediato estos comentarios.

El vicepresidente ha pedido perdón por sus “lamentables comentarios”, pero CC y PP no han aceptado las disculpas ofrecidas. A menos eso es lo que opina Arriaga que, con la reciente moción de censura en el Ayuntamiento de La Laguna, se siente víctima de una “caza de brujas”.

La moción de censura en La Laguna responde a intereses meramente políticos

Más allá de lo lamentable de sus comentarios en el pleno del 1 de marzo, hecho ya reconocido por el propio Arriaga, el vicepresidente del Cabildo considera que el plan orquestado por CC en La Laguna no responde a la defensa de los derechos de las mujeres ni a la búsqueda de la igualdad de las personas. Para Arriga, la moción de censura en La Laguna en connivencia con los populares es una estrategia política con el objetivo de desestabilizar el pacto de gobierno en el Cabildo y recuperar el poder.

Este “asalto al poder” al que hace referencia el vicepresidente estaría tratando de ocultar información sensible que el Cabildo de Tenerife está a punto de sacar a la luz. Al parecer, la investigación abierta sobre presuntos casos de malversación en la corporación podrían ser llevados finalmente ante la Fiscalía, poniendo en entredicho la gestión realizada por los nacionalistas.

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.