Arrestada en una prisión de Texas por negarse a devolver a su hija a su ex pareja.

La detenida asegura que en el juicio se han presentado testimonios falsos y ha acusado a su marido de tener un “carácter violento”.

Raquel Toledo se negó a entregar a su hija a su ex pareja, a la que atribuye un carácter muy violento y supuestos malos tratos. Es por ello que desde el pasado martes se encuentra retenida en una prisión de Houston –Estados Unidos- donde ha comenzado ya un proceso judicial que la detenida critica de “viciado” ya que asegura que el padre de la niña “ha llevado a testigos falsos ante el tribunal”. Según datos aportados por los familiares de Raquel Toledo que residen en Tenerife, el padre además llevaba varios meses sin abonarles la manutención ni la pensión compensatoria.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.