Aparecen nuevas tarjetas de estacionamiento reservado falsificadas

tarjetas de estacionamiento reservado falsificadas

Tarjetas de estacionamiento reservado falsificadas

La Policía Local de Santa Cruz de Tenerife retira otras 14 tarjetas fotocopiadas en las últimas semanas

El número de tarjetas de estacionamiento reservado falsificadas en la capital tinerfeña asciende ya a 65. Fotocopiar estas tarjetas para estacionar el vehículo en aquellas plazas de aparcamiento de la ciudad reservadas a las Personas con Movilidad Reducida (PMR) se ha convertido en una práctica habitual en Santa Cruz de Tenerife, donde la Policía Local sigue trabajando para detectar su uso fraudulento.

“No vamos a dar tregua, seguiremos revisando las tarjetas en la vía pública y sancionando a quienes realicen este tipo de comportamientos insolidarios. Es increíble que todavía haya personas que no tengan el más mínimo respeto por los demás y fotocopien tarjetas para aparcar donde no les corresponde”, ha señalado la concejal de Seguridad Ciudadana, Vial y Movilidad del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Zaida González

Las tarjetas de estacionamiento reservado falsificadas también emplean la apariencia de las emitidas por el Ayuntamiento de Arona

Pertenecen a otro término municipal, pero igualmente se están empleando en la capital tinerfeña tarjetas de estacionamiento reservado falsificadas presuntamente que simulan a la emitidas por el Ayuntamiento de Arona. La diferencia es que, en estos casos, las tarjetas figuran adscritas a vehículos y no a personas. Además, algunas de las personas portadoras de estas tarjetas han asegurado a los agentes de la Policía Local que las mismas habían sido facilitadas por su empresa para ser usada por cualquier trabajador.

En cuanto a las tarjetas de estacionamiento reservado falsificadas a partir de documentos emitidos en Santa Cruz de Tenerife, los agentes señalan que se repite la misma casuística que en anteriores ocasiones: del total, seis eran utilizadas por personas que no eran los titulares de la misma; otra parecía ser emitida por la administración autonómica catalana, aunque sin que figurara titular alguno; y el resto eran copias múltiples de varias personas titulares de las citadas tarjetas.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.