Aparece muerto un sacerdote con el rosario entre las manos

El cadáver fue encontrado en su domicilio del barrio grancanario de Zárate.

Al parecer, el sacerdote Moisés Bravo Pérez habría fallecido en su propia casa por causas naturales, pero el cadáver no ha sido encontrado hasta varios días después de su muerte. El fuerte olor que despedía la vivienda y el hecho de que no se había visto a su ocupante desde hacía tiempo alertó a los vecinos, que fueron los que llamaron al 1-1-2 para informar.

Miembros del Cuerpo de Bomberos se personaron en el inmueble y comprobaron que, efectivamente, ya desde el descansillo se percibía el hedor y había una gran cantidad de moscas verdes, propias de los ambientes en los que se encuentra un cuerpo en descomposición. Una vez dentro del domicilio encontraron el cadáver del sacerdote, sujetando entre las manos un crucifijo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.