Amigo, aquí una mano

Fotógrafo en huelga de hambreEnrique Hernández

No me tenía que haber quedado con la boca abierta al descubrir esta historia que me ha tocado y casi hundido.Y me ha casi hundido porque quién porta esa pancarta reivindicativa es un colega de años. Mejor escribir de añosssssss…

Moisés Pérez es parte de mi historia profesional; hasta el punto de que trabajó conmigo en la radio, cuando comenzaba a combatir en esta trinchera que nunca tiene el suficiente foso como para cubrirte de los disparos de la desfachatez de los que se revuelcan en su mierda al mirarte sobre el hombro y reírse hasta de tu madre.

A Moisés no le va las cosas bien ahora, porque no tengo ninguna duda de le comenzaran a ir mejor. A él y a gente como él, le debemos el conocer nuestra historia y a nuestra gente. Estos tipos como ‘Moi’ están hechos de cara, de una cara dura que hace falta para saltar un cordón policial o una señal de prohibido o encaramarse durante horas en un peñasco hasta que el puñetero Michael Jackson decida sacar las narices por la ventana y clik, ahí esa foto. 

‘Moi’ se fue hasta un par de esas guerras, esas que no iba con él pero si con el resto del mundo. Cuando llegaba la redacción todo era felicitación por sus retratos de cuerpos desmembrados (porque eso es lo que te traes cuando vas a las guerras), pero la nómina, por lo que se deduce de la pancarta de la foto, seguía igual. Te han dado piñazos, empujones y patadas por ir en busca del mejor gesto retratado, y así lo pagan. A los escribientes de la historia nunca les han hecho justicia. Al ver tus fotos- éstas que enlazo– ante la puerta de tu trabajo, no pude en modo alguno refrenarme y dejar sin repetir como el eco esto que te pasa. Amigo, aquí una mano.

 

www.enriquehernandez.info

 

Enrique Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.