‘Aloha’

'Aloha'

Una historia emocionalmente inconsistente.

Parece que Cameron CroweUn lugar para soñar, Vanilla Sky– ha querido abarcar demasiado en su último proyecto, Aloha, y al final nos ha dejado con un batiburrillo de muchas ideas inconexas, demasiadas emociones y un buen elenco de actores que, con todo, no logran definir a sus personajes a lo largo de toda la película.

Aunque según la sinopsis oficial Aloha es la historia de un contratista militar que regresa a Hawai después de 13 años para cerrar un proyecto de moral un tanto dudosa y que durante su estancia tendrá que enfrentarse a antiguos amores y nuevas oportunidades, la película es en realidad un batiburrillo de ideas que no profundizan en ningún tema en concreto.

Por si esto no fuera ya suficiente lío, los personajes protagonistas son desconcertantes. Parece que la humedad de Hawai los ha dejado a todos incapacitados para construirse una personalidad firme y tienen unos cambios de registro que como espectadores nos dejan bastante descolocados.

Crowe insiste en la importancia del amor: el amor a la tierra, el amor a las personas, el amor al silencio, el amor al cielo, el amor a los orígenes, el amor a la tradición… Y es tan insistente que termina aburriendo. Ya cuando le sale el ramalazo ecolo-pacifista, sus mensajes son casi de risa. Lo mismo que cuando intenta colarnos a una hawaiana que tiene más aspecto de Sueca que de isleña.

Aloha es un conjunto de fallos -de guión, de construcción de personajes y de narración- que, según como te pille, te puede resultar más o menos aburrido. Pero en ningún caso te resultará una película convincente, ni siquiera haciendo el esfuerzo de dejar que el amor justifique lo injustificable.

Celina Ranz Santana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.