Alegría y devoción en la bajada de la Virgen del Socorro

Unas 30.000 personas participaron ayer en la que es, para muchos historiadores, la romería más antigua de Canarias.

 

La tradicional Bajada de la Virgen del Socorro en Güímar se celebró, como cada año, entre romeros y carrozas que desde las cinco de la mañana peregrinaban acompañando a la Virgen hasta su Caserío, en la costa. La romería transcurrió sin incidentes, con los característicos vítores y canciones populares en los que se entremezcla la devoción, la alegría y la emoción de los miles de peregrinos que cada año participan en este acto. Ya en el Caserío del Socorro, un gran número de fieles participaba en la Misa celebrada en honor a la Virgen, alcaldesa Honorífica y Perpetua del municipio de Güímar.  

 

 

 

 

 

 

 

 

  {backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.