Las aguas residuales en Cabo Llanos suponen un grave peligro medioambiental

aguas residuales en Cabo Llanos

Depuradora de Santa Cruz de Tenerife

En la capital tinerfeña se vierten a diario 20.000 metros cúbicos de aguas residuales sin depurar

La Estación de Bombeo de Aguas Residuales de Cabo Llanos no funciona adecuadamente, lo que supone que a diario se vierten al mal cientos de miles de litros de residuos que no han sido previamente tratados. Sí se puede insiste en que estos vertidos no se ven, si bien “son muchísimo más graves que los que hemos visto en los últimos meses en La Hondura, tanto es su riesgo que informes científicos alertan de la presencia en la zona de peces con alteraciones genéticas”.

La formación política asegura que la cifra diaria de aguas residuales en Cabo Llanos que acaban llegando al mar sin tratar asciende a los 20.000 litros. Una cantidad que obliga a replantearse la situación a buscar soluciones urgentes al problema.

Varios responsables del Ayuntamiento capitalino están inculpados por un delito medioambiental en relación a las aguas residuales en Cabo Llanos

Dámaso Arteaga, concejal responsable de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, y otros responsables están inculpados por un presunto delito contra el Medio Ambiente, a partir de una denuncia presentada por Sí se puede, según recuerda su portavoz en la corporación, Pedro Fernández Arcila.

A la alarma generada por los vertidos en el muelle de La Hondura se suman las aguas residuales en Cabo Llanos, responsabilidad de Emmasa, en manos de la multinacional Sacyr-Vallehermoso. Sí se puede insiste en que esta grave situación no es sino la consecuencia de la nefasta gestión de la Estación de Bombeo de Aguas Residuales.

Distintos informes técnicos, del Ayuntamiento y de Emmasa, indican que la estación depuradora del barrio de Buenos Aires tiene capacidad para asumir el ciclo de las aguas residuales que se producen en la zona baja de Santa Cruz, con lo que es posible evitar su vertido directo al mar en la zona de La Hondura. Sin embargo, para ello es imprescindible que funcione correctamente la estación de tratamiento y bombeo situada en Cabo Llanos, que no bombea las aguas residuales hasta la depuradora de Buenos Aires.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.